Seremi de la Mujer y la Equidad de Género.

El martes fue promulgada por el Presidente de la República, Sebastián Piñera, la ley que busca darle apoyo y acompañamiento a las familias que pierden un hijo durante el embarazo, al nacer o en los primeros días de vida. La nueva normativa establece un estándar especial con relación al manejo clínico y acompañamiento a madres y padres que hayan sufrido una muerte gestacional o perinatal, es decir, antes del nacimiento, durante el parto o a los pocos días. “Son muchas las mujeres que han pasado por el inmenso dolor que significa perder a un hijo o hija en el periodo gestacional o al momento de nacer. Como madre, pero también como mujer, amiga y hermana, valoro la promulgación por parte de nuestro presidente de la “Ley Dominga”, la cual viene a dignificar a través del reconocimiento y apoyo del Estado este inmenso dolor, el cuál sin duda nunca es fácil, pero que desde hoy no será un duelo silencioso ni a solas”, señaló la seremi de la Mujer y la Equidad de Género Bárbara Ortúzar.

La iniciativa, impulsada por Aracelly Brito, quien en 2020 enfrentó la muerte de Dominga, a las 36 semanas de gestación, permitirá que todas las instituciones de salud cuenten con protocolos para casos de muerte gestacional o perinatal, con manejo clínico y acompañamiento psico-emocional para contener a los padres y al núcleo más cercano. “Sabemos que teníamos, como sociedad una deuda pendiente con miles de familias que han vivido esta perdida, lamentablemente frecuente ya que una de cada cuatro mujeres tiene pérdida gestacional, y hasta ahora esta situación tan cruda la han enfrentado de manera silenciosa muchas madres y padres. Es por esto, que la “Ley Dominga” es tan importante, ya que se hace responsable del resguardo de la dignidad, humanidad y derechos de estas familias”, complementó la representante de la cartera Mujer y la Equidad de Género en la región de Aysén.

En lo concreto, este cuerpo legal otorga atención especial, con un estándar donde prime el trato digno y empático, tanto en el establecimiento de salud como también en el lugar de trabajo y para esto el Ministerio de Salud dictará en un plazo de seis meses la norma técnica que establecerá los mecanismos o acciones concretas que deberán realizar los establecimientos de salud para resguardar este derecho.

Además, la ley aumenta el plazo en caso de duelo por muerte de un hijo nacido vivo de 7 a 10 días y de 3 a 7 días para el caso de muerte de un hijo en periodo de gestación.