Tras reunión con seremi de Vivienda Aysén.

Una importante reunión de trabajo sostuvo el delegado presidencial provincial de Capitán Prat, Gustavo Márquez Cadagán con seremi Vivienda y Urbanismo Aysén, Diego Silva Barrera, en la cual abordaron temas relacionados con políticas y planes para el desarrollo urbanístico de Capitán Prat, como la implementación del programa “Quiero mi Barrio” en la provincia, además de los beneficios que traerá consigo la ampliación del subsidio térmico con estándar PDA (Plan de descontaminación Ambiental) al territorio.

En el contexto del cumplimiento de los 15 años de vigencia del programa “Quiero mi Barrio”, la autoridad provincial solicita al seremi poder proyectar la descentralización del programa y, que de esta forma, sea ejecutado en las demás provincias que componen la región de Aysén.

Ante esta petición, el delegado provincial, Gustavo Márquez, señaló que “la descentralización impulsada por el Gobierno debe también aplicarse a la ejecución de programas tan exitosos como quiero mi barrio, esto se logra con trabajo en equipo y coordinado entre los estamentos del estado y con voluntades para flexibilizar los requisitos para aplicar el instrumento”.

Por su parte, el secretario regional de Vivienda y Urbanismo, Diego Silva, manifestó, “fue una fructífera reunión junto el delegado provincial, en la que nos hizo hincapié en la solicitud de implementación de programa “Quiero mi Barrio” y ampliación de subsidios térmicos, siendo esta última de gran importancia, ya que no solo busca calefaccionar la vivienda sino que también descontaminar los entornos”.

“Además, generamos empleos y apoyamos a nuestros emprendedores, ya que es un subsidio que trae hartos recursos y en ese sentido estamos abarcando el programa de recuperación económica del Ministerio de Vivienda que está llevando a cabo el Gobierno”, concluyó.

Ambas autoridades acordaron realizar los esfuerzos necesarios para que a corto plazo, pueda ejecutarse este programa en el territorio más austral de la región de Aysén, conocido como “Provincia de los Glaciares” haciendo eco de las políticas de descentralización impulsadas por el Presidente Sebastián Piñera y reforzar, de esta manera, el plan de Gobierno “zonas de rezago” que busca disminuir brechas asociadas al aislamiento y desarrollo equitativo para la zona identificada y beneficiada con esta política.