La iniciativa busca resolver cirugías ginecológicas de alta complejidad en el HRC en conjunto con el staff UC y médicos becados que están cursando la especialidad de Ginecología y Obstetricia, quienes podrán conocer en terreno cómo opera la salud en la región de Aysén.

Un importante convenio de colaboración comenzó a desarrollarse en el Hospital Regional Coyhaique, que sin duda traerá beneficios para todos. Se trata del convenio asistencial docente entre el HRC y la Facultad de Medicina de la Pontifica Universidad Católica de Chile.

Si bien esta iniciativa surgió en enero del año 2020, producto de la pandemia no pudo ejecutarse, por lo que se retomó hace algunas semanas. El convenio, gestionado a través del equipo de Ginecología y Obstetricia del HRC, tiene por objetivo la realización de cirugías complejas a pacientes de la región, evitando así el traslado de éstas hacia otros hospitales del país; asimismo, durante una semana ginecólogos de la UC permanecen en Coyhaique junto a uno o más alumnos becados de dicha especialidad, quienes podrán conocer el quehacer hospitalario fuera de Santiago.

“Por todos lados se gana: las pacientes se operan en Coyhaique y no tienen que ser trasladas a otra región; los que trabajamos acá, podemos participar en cirugías que no vemos frecuentemente, aprendiendo de los especialistas que vienen; también ganamos en que vengan becados desde Santiago, quienes conocen otra plaza para venirse a futuro y trabajar con nosotros; y por último, el staff de médicos UC sale del caos de Santiago y viene a un lugar distinto, con un ambiente grato como el de nuestro hospital”, explica la Dra. Constanza Ralph, ginecóloga del HRC que lidera esta iniciativa.

La especialista – también egresada de la Facultad de Medicina UC- precisó que en este primer operativo se realizaron 7 cirugías de alta complejidad a pacientes entre 30 y 50 años con distintas patologías tales como endometriosis, piso pélvico (prolapso) y fertilidad, quienes podrán vivir el proceso pre y post operatorio en su hogar y cerca de sus familias, evitando así largas estadías fuera de la región de Aysén, aumentando también la capacidad resolutiva del HRC.

En tanto, Cristián Pomés, profesor de la Escuela de Medicina de la Universidad Católica y Jefe del Depto. de Ginecología de dicha casa de estudios, hizo hincapié en la importancia de tratar a las pacientes en su lugar de origen, lo que sin duda ayuda en su recuperación.

“Nuestra idea es lograr que especialistas vengan a este centro a resolver patologías muy complejas y que significarían traslados de pacientes por largos períodos a otras zonas del país. Este convenio permite traer médicos experimentados en estas patologías no tan frecuentes para ser tratadas aquí: en su entorno, en su hospital y cerca de sus familias”, sostuvo el Jefe del Depto. de Ginecología UC.

Por su parte, el Dr. Víctor Miranda, jefe del Programa de Becados de Obstetricia y Ginecología UC, destacó que dentro del proceso de formación de los futuros ginecólogos de la casa de estudios, conocer distintas realidades es clave, sobre todo considerando que terminando la especialidad deben emigrar a distintos puntos del país, por lo que tener la posibilidad de hacer una pasantía en un nuevo campo clínico es un gran aporte en su formación.

“Uno de los grandes temores que tienen nuestros residentes es ‘cómo voy a llegar a un lugar distinto al que estoy acostumbrado’. En el caso del Hospital Regional Coyhaique no es una realidad diametralmente opuesta, pero les sirve para conocer, adaptarse e integrarse a un medio distinto al que conocen, y esto les va a dar mucho más confianza para poder hacerlo cuando toque el momento”, explicó, agregando que “es un aporte súper bueno para nosotros y el hospital, desde el punto de vista de tener a gente joven, en formación, con ganas y con la experiencia necesaria para poder aportar acá”.